Híbridos. 2002 - 2006

 

“…Así el pigmento solidificado se construye en forma maleable o moldeable, que transparenta y finalmente traspasa el lienzo, fijándose como pegote de pintura en la pared, o presentándose en la forma de objetos que adquieren de pronto formas escultóricas o monumentales, que a ratos forman construcciones y, cuando se agrupan, tienen incluso la apariencia de ciudades. Daniel Charquero gusta de contemplar este crecimiento exuberante de la pintura, a través de las distintas artes, convocando así, como pintura pura, tanto a la escultura, como a la arquitectura y el urbanismo.

 A través de la fotografía, hace retornar de nuevo sus objetos de pintura al ámbito plano de las dos dimensiones. Sus fotografías de pintura juegan con esa espacialidad confusa de la obra, recreando sobre el plano una profundidad de la pintura, con la apariencia de objeto, de monumento o incluso de ciudad. Con ello, no sólo reúne en torno a la pintura las distintas formas de las artes visuales, sino que además recrea, mediante una nueva vuelta de tuerca que remite de un modo perverso y renovado a la pintura a su ámbito específico de la bidimensionalidad, el problema que realmente le preocupa: el de encontrar el espacio propio de la pintura.”

Miguel Cereceda

Profesor, escritor, comisario y crítico de arte.

© 2017 por Daniel Charquero / Creado con Wix.com

  • Facebook Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now