Mi cuerpo es mi casa. Acrílico y carboncillo s/ lienzo. 200 x 200 cm

Mixta sobre lienzo. 100 cm x 195 cm

"En cada otro se escucha el propio latido". Acrílico, guoache y carboncillo s/ lienzo. 97 x 146 cm. 2020

Mi cuerpo es mi casa. Acrílico y carboncillo s/ lienzo. 200 x 200 cm

1/11

El cuerpo que habito. 2018 - 2021

 

Residimos en una sociedad codificada, globalizada y con unas normas preestablecidas para mantener el control de acuerdo con determinados intereses.

En este escenario codificado vivimos y aquí es donde cada uno, como puede, procura hacerse un lugar. Un lugar donde la convivencia y la comunicación a veces no son fáciles.

En esta serie mi intención es hacer hincapié en la comunicación y en las relaciones a través del cuerpo. 

En nuestro cuerpo está escrita toda nuestra historia, el cuerpo es sabio, es una entidad viva y la relación con él determina la relación con el todo. Y, naturalmente, a través de él también nos comunicamos y expresamos nuestras emociones, lo que nos pasa, aún sin tener consciencia de ello.

El lenguaje corporal se emite y transmite a través de los gestos y de los movimientos en el espacio.

Este trabajo lo empecé a hacer a partir de acciones concretas y performance que dejé materializada a través del dibujo, reflejando así el cuerpo al desnudo y en diferentes situaciones; llevando esta experiencia a formatos de gran tamaño y empleando como técnica el dibujo y la pintura.